Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Nueva alumna(libre)
Mar Ago 28, 2012 3:49 pm por Charlotte Cervant

» Charlotte Cervant
Mar Ago 28, 2012 3:39 pm por Charlotte Cervant

» Entrenamiento militar (zoja y fala)
Mar Ago 07, 2012 2:44 am por eucrionon polstad

» lugar nuevo para una siesta?
Miér Jul 11, 2012 6:29 pm por Hugue

» Leyendo tranquilamente (libre)
Sáb Jun 23, 2012 5:43 pm por Hinohana

» De visita en casa.part2 (Andras/Tytania)
Mar Jun 12, 2012 7:27 pm por Andras

» De visita en casa. (priv Dimitri/ Tytania)
Dom Jun 10, 2012 7:40 am por Tytania

» Familia ARA - iconos
Dom Jun 03, 2012 11:54 pm por Galie Vancroft

» Ficha de la ayudante Alice Margatroid
Jue Mayo 31, 2012 10:26 pm por Alice Margatroid

» Y a hacer ruido donde no se debe
Miér Mayo 30, 2012 10:42 pm por Tytania

» Un conjuro nuevo
Mar Mayo 29, 2012 6:40 pm por Astaroth

» Buscando roomy
Mar Mayo 29, 2012 5:53 am por Lotte

» De las minas de Costa Bismuto (priv. Medea y Caelan)
Sáb Mayo 26, 2012 6:13 pm por Caelan

» De vuelta a un lugar indeseado (Priv. Evan-Taruka)
Vie Mayo 25, 2012 7:55 pm por Evan

» András Rurik (flamante hdp)
Miér Mayo 23, 2012 6:59 pm por Andras

» Lotte Lennard
Miér Mayo 23, 2012 6:58 pm por Andras

» algo para dejar de pensar (libre)
Lun Mayo 21, 2012 4:02 am por Maya Livih

» algo que leer (libre)
Dom Mayo 20, 2012 8:47 am por Lina Broken

» Quiero un Aro (Libre~)
Dom Mayo 20, 2012 8:39 am por Theodoro

» Awakening (Priv/Inglés solamente)
Sáb Mayo 19, 2012 6:20 am por Axis

Compañeros
Crear foro
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Lun Feb 17, 2014 2:08 am.
Los posteadores más activos del mes

Los posteadores más activos de la semana

Mejores posteadores
Tomas (773)
 
Nerine (739)
 
Aurora (635)
 
Hana (597)
 
Helio Giorgatos (576)
 
eucrionon polstad (558)
 
Aiwe (520)
 
Clio Zeilan (441)
 
Evan (396)
 
Caelan (393)
 


De las minas de Costa Bismuto (priv. Medea y Caelan)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

De las minas de Costa Bismuto (priv. Medea y Caelan)

Mensaje por Caelan el Miér Abr 25, 2012 11:02 pm

((Tema ubicado en algún momento dentro del año que mágicamente ha pasado en ARA :'D))



Hacía mucho calor incluso para tratarse de Costa Bismuto.

Caelan suspiró pesadamente, notando que una gota de sudor resbalaba por su cuello, y hundió un poco más el palo en la arena. Esa mañana, de improviso y por sorpresa, había recibido una carta de Medea citándolo allí a primera hora de la tarde, para tratar con él algunos asuntos para los que necesitaba su ayuda. El hombre ni siquiera se paró a dudar que ella no pudiera asistir a la cita planeada: se trataba de Medea. La muy bruja seguro que era capaz de plantarse allí en un periquete y sin despeinarse, aun cuando a él le había costado varias semanas el llegar, y tardaría otras tantas en volver cuando terminasen sus vacaciones y su visita a la familia. ¿Qué era aquello tan importante que quería tratar? ¿Y por qué tenía que ayudarla él y no otro? ¿No podía esperar siquiera a que volviese a la Academia para tratarlo? Sacudió la cabeza levemente para apartar aquellas preguntas de su mente. En cuanto llegase, conocería la respuesta, y no faltaba mucho para la hora acordada.

Dicho y hecho. A la hora exacta en la que habían quedado, una sombra se proyectó en el suelo, casi mágicamente, justo a sus pies.
- Ya era hora - regañó, aunque no hubiese llegado ni un minuto tarde. Levantó la mirada hacia ella y sonrió al primer rostro conocido que veía en varios días -. Bonita ropa. No pega nada con tu tono de piel.

Igual que él, Medea vestía una de las túnicas típicas de Costa Bismuto, aunque debajo de ellas, Caelan apostaba a que llevaba alguna de sus prendas habituales e inseparables. De todos modos, lucía bastante graciosa, con aquellas ropas tan extrañas y esa piel tan blanca en un lugar dónde, la persona más pálida, tenía la tonalidad del chocolate con leche.

- Acompáñame - le pidió después de saludarla, ofreciéndole el brazo de forma galante para llevarla hasta el conjunto de casas de barro, bajas, arenosas y rojizas que formaban un típico poblado del país -. Con este calor, conversaremos mucho más relajadamente sobre los asuntos que te han traído aquí, a la sombra y con un buen té frío.

Los asuntos que la habían llevado allí... Aunque le apreciaba, sabía que Medea no se había molestado en ir solo para hacerle una visita a su profesor de fuego. Tenía que haber algo, entonces, que la preocupase o que necesitase obtener del lugar, en la suficiente cantidad o con la suficiente urgencia como para tener que desplazarse hasta allí personalmente. También podía tratarse de algo sumamente extraño con lo que no pudiera comercializarse en ningún otro lugar. Había varios objetos y materiales así en Costa Bismuto, lo suficientemente extraños o prohibidos como para no salir nunca de las fronteras del país, y gran parte de estos objetos procedían de las minas. Caelan se dijo que no había tantas vueltas que dar.

Estaba, también, el hecho de su presencia allí. ¿Para qué lo necesitaba a él Medea? La respuesta le resulto obvia al caer en que la aparentemente joven directora jamás había aprendido a hablar el bismutiense (cosa que le había resultado más que útil en muchas ocasiones para blasfemar sin que nadie se sintiese ofendido), así que posiblemente lo quisiera de intérprete... Y de acompañante.
Ningún minero, comerciante o habitante de Costa Bismuto en general hablaría jamás con una mujer sola. Mucho menos con una mujer extranjera. Aquella era una de las estúpidas y retrógradas leyes que abundaban en ese pequeño, cerrado y asquerosamente rico país, y que incluso a él, cerrado de mente en muchos aspectos, le parecían anticuadas y fuera de lugar si las comparaba con lo que estaba acostumbrado a ver en Akull.
Pensar en lo mucho que debía molestar a Medea ese pequeño contratiempo, arrancó inconscientemente una sonrisa en Caelan.
avatar
Caelan

Mensajes : 393
Fecha de inscripción : 19/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De las minas de Costa Bismuto (priv. Medea y Caelan)

Mensaje por Medea el Miér Mayo 02, 2012 4:50 pm

una entrada digna de Medea, llegar a un lugar sin una gota de sudor mientras Caelan había prácticamente hecho una maratón realmente le animaba, a tal punto que no podía ocultar una amplia sonrisa mientras escuchaba el "Ya era hora" de su profesor de fuego favorito - Lamento ser un dulce de leche... Ach, ustedes los de Costa Bismuto tienen un gusto pésimo para la ropa ¿Sabías? Realmente este traje opaca mi belleza... Apenas tenga la oportunidad me quito estas cosas de encima - Dicho eso Medea se acomodó el traje un poco para luego acercarse al profesor para tomarle el brazo ¿porque no aprovechar la oportunidad de sentirse bella, hermosa y como todas una damita siendo guiada por un "caballero" a beber un rico té frío?

Al llegar al pequeño establecimiento y luego de que Caelan pidiese algo de beber, Medea tomó asiento notando la sonrisa que colocaba su acompañante, en el fondo sabía muy bien que se estaría burlando por no entender ni patata de lo que decían los lugareños - Vas quitando esa sonrisita si no quieres que te entierre en el suelo... - Susurró un tanto molesta, con su usual tono de broma amenazante, sarcasmo y elegancia de siempre. Al estar un rato sin decir nada Medea se atrevió por fin a decirle la razón por la cual había ido a Costa Bismuto y porque necesitaba de Caelan allí - Intentaré no dar rodeos - Dijo dejando el vaso de té vació sobre la mesa mientras lo miraba - Veras, necesito de una piedra especial aquí, normalmente podría venir sola a buscarla pero bien conoces como es la gente aquí con las mujeres y más las desconocidas... Son tan arcaicos... Como sea, la última persona que me ayudaba con lo que necesito murió hace unos meses por edad, el pobre ya estaba bien viejo y bueno... Pensaba que quizás podrías ayudarme a convencer a los mineros de que me proporcionen lo que necesito - Medea buscó bajo sus ropas y sacó uno de esos ónix negros que siempre ha llevado como adorno en los trajes, sombreros y demás, muy en pocas ocasiones se veía sin ellos y seguramente, desde que Caelan tiene memoria de la directora en la Academia, sabría bien que siempre los ha usado - No es por estética ni nada - Aclaró dando vuelta al ónix, mostrando que por detrás estaba casi partido en dos - ¿Recuerdas cuando te dije que esos ónix son especiales para mí? - Medea guardó el ónix de nuevo entre sus prendas y con un gesto con la mano le dijo al hombre de la barra que deseaba otro té - Pues no te mentía, realmente no son ónix sino una piedra con atributos mágicos muy similar al ónix ordinario... Cuando me di cuenta hace unos meses todos estaban rotos por la mitad... Creo que fue cosa de la guerra del año pasado - Le tienden otro té y Medea toma el vaso moviéndolo un poco mientras observaba el hielo mecerse - No es urgente... Pero si se rompen del todo digamos que no estaré del todo en mis cabales - Dicho eso dio un sorbo a su bebida y señaló al profesor de fuego - Allí es donde entras tú, mi morenazo - Medea sonrió de lado, divertida - Necesito que me ayudes a convencer al jefe de los mineros que me proporcione cinco de estas piedras -

((Lamento la demora ;u; ))

_________________
"Esperar para siempre y dejar que el tiempo solucione las cosas puede ser una solución. Pero si con coraje avanzas un sólo paso, las cosas empezaran a cambiar drásticamente."
avatar
Medea
Admin

Acuario Mensajes : 248
Fecha de nacimiento : 06/02/1993
Fecha de inscripción : 19/01/2011
Edad : 24
Localización : En mi oficina
Humor : Perverso y retorcido <3

Ver perfil de usuario http://academiaradiumalba.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: De las minas de Costa Bismuto (priv. Medea y Caelan)

Mensaje por Caelan el Sáb Mayo 05, 2012 1:52 pm

A pesar de la amenaza de Medea de enterrarlo en el suelo (algo que, sabía, podía hacer perfectamente y sin despeinarse), Caelan no borró la sonrisilla de autosuficiencia de su cara, porque aunque le doliese reconocerlo, Medea le quería demasiado para hacerle tal cosa y porque... Al parecer, seguía necesitándole.

Se inclinó un poco sobre la mesa para escuchar bien a Medea sin perderse una palabra, y con el ceño fruncido, observó el ónix partido que la bruja estaba mostrándole.
- Ya veo... - murmuró -. Lo que quieres es que sea tu camello.
Pese a la pequeña broma, Caelan mantuvo el gesto serio y asintió a las explicaciones de la directora. Entendía que aquellas piedras fueran importantes para ella, aunque nunca se había imaginado que lo fueran tanto. Para él, un nativo del país minero más importante de los cuatro continentes, no había pasado nunca inadvertido el hecho que su directora llevase siempre encima aquellas piedras negras, y tampoco le había resultado difícil creer que tuvieran algún función más que mera estética. Las minas estaban plagadas de piedras y minerales, algunos valiosos, otros útiles, otros abundantes para usos simples... Y, a veces, de piedras con propiedades mágicas o místicas.

- Que yo sepa, no hay nada parecido a esto en ninguna de las minas que explotan los Silva - explicó, echándose un poco hacia atrás en la silla de mimbre y entrelazando las manos sobre su estómago, pensativo -. Pero creo que si puedo ayudarte... Sería todo más fácil si supiera de dónde sacaba estas piedras tu anterior... Camello - sonrió, disfrutando de la palabra -. La verdad es que estaba bastante aburrido sin poder hacer nada útil por aquí además de tomar unas vacaciones. Esto será... Emocionante. Si, eso. Supongo que el tema económico no resulta ningún problema, ¿no? Cinco de esas piedras no parecen precisamente baratas...
avatar
Caelan

Mensajes : 393
Fecha de inscripción : 19/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De las minas de Costa Bismuto (priv. Medea y Caelan)

Mensaje por Medea el Vie Mayo 11, 2012 4:44 pm

- Ya córtalo con lo del camello o te hecho la bebida encima... - Dijo Medea ya frustrada de la palabrita que usaba Caelan, se le veía en la cara al moreno que disfrutaba usarla - Cielos... - Refunfuñó suspirando - Bueno, tómatelo como desees, vacaciones o no, si quieres un buen aumento luego de esto estaría feliz de dártelo... Si conseguimos las piedras por su puesto. Sobre el dinero... - Medea sonrió divertida entrecerrando un poco los ojos - No hay problema con el dinero, lo tengo cubierto, pero lo que debemos hacer es ver donde mi antigua camel-... La última persona que me ayudó en esto conseguía las piedras - Medea terminó su segundo vaso y lo dejó sobre la mesa pagando con un par de monedas para luego levantarse de su asiento y poder arrastrar a su adorado profesor de fuego fuera del local.

Una vez afuera, Medea se cruzó de brazos y se quedo observando a la gente, todos vestían esas ropas que le parecían desagradables y faltas de elegancia, las mujeres se cubrían demasiado para su gusto y Medea parecía un punto blanco en una hoja negra vista desde cierto punto de vista, definitivamente no le gustaría vivir en ese lugar y se preguntaba cómo alguien como Caelan había salido de un agujero tan cerrado como este - ¿Cómo le hacías para vivir aquí?... - Le susurró sin mirarlo, cruzada de brazos de manera que lucía un tanto enojada. Nuevamente volvía a soltar un suspiro y miró finalmente a su acompañante-camello-profesor de fuego - Realmente no tengo ni la más remota idea de donde mi fuente sacaba esas piedras, nunca me importó realmente, claro, Medea no envejece y aquel hombre ya estaba mayor y por más que me ayudara a conseguirlas debía saber que tarde o temprano debería buscarle un reemplazo… Parece que fue muy tarde para pedirle la localización y de por sí, se lo tenía que pedir antes de que las piedras comenzasen a romperse… Porque tardaba demasiado en conseguirlas - Medea volvió su vista a la población frente a sus ojos, quedándose observando a alguna escultura de la zona que no podía entender que era, como si intentara reconocer si era algún tipo de dios o quizás un trozo de madera deforme - Pero no tengo el lujo de esperarme muchos meses por otras… Y tengo entendido que la misma existencia de la piedra está bien oculta entre los mismos mineros por si nunca habías oído de ella y me estas llamando ya loca dentro de tu cabeza bismutiense o como se diga – Al decir eso la bruja comenzó a mover su mano como señal de aburrimiento - ¿No conoces a algún encargado de las minas? ¿Alguien importante?... Como veras, no he podido lograr hacer muchos amigos por la adorable y bella diferencia de las barreras de idiomas por lo que no tengo al más mínimo informante por aquí -

_________________
"Esperar para siempre y dejar que el tiempo solucione las cosas puede ser una solución. Pero si con coraje avanzas un sólo paso, las cosas empezaran a cambiar drásticamente."
avatar
Medea
Admin

Acuario Mensajes : 248
Fecha de nacimiento : 06/02/1993
Fecha de inscripción : 19/01/2011
Edad : 24
Localización : En mi oficina
Humor : Perverso y retorcido <3

Ver perfil de usuario http://academiaradiumalba.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: De las minas de Costa Bismuto (priv. Medea y Caelan)

Mensaje por Caelan el Sáb Mayo 26, 2012 6:13 pm

La mención a un posible aumento de sueldo hizo que la sonrisa de Caelan mutase de una divertida a otra francamente interesada. Empezó a prestar algo más de atención a sus palabras a partir de entonces, dándole vueltas a la cabeza para pensar cómo podía hacer para ayudarla.
- ¿Cómo le hacías para vivir aquí?... - la escuchó preguntar, sin mirarlo. Una risotada algo amarga nació de los labios del profesor.
- No lo hacía. Llegué a Radium alba con nueve años escasos, ¿recuerdas como era en ese entonces? Ni siquiera sabía hablar bien el idioma... - negó con la cabeza, porque sus recuerdos de por aquel entonces eran algo borrosos debido a su juventud -. Créeme que, para mi, estar aquí es casi tan difícil como para ti, por esto vengo tan poco. Pero descuida - añadió, ladeando la cabeza y regalándose una sonrisa divertida -, pondré todo mi empeño en ayudarte de todos modos. Cualquier cosa para mi jefa favorita.

El quid de la cuestión era que tenían que conseguir las piedras mágicas para Medea... Por poco acostumbrado que estuviera Caelan a hacer negocios en su tierra natal, estaba seguro que podía conseguir aquello. No en vano la especialidad de Costa Bismuto eran las minas, controladas y administradas por unas pocas familias poderosas...
- ¿No conoces a algún encargado de las minas? ¿Alguien importante?...

Caelan soltó, de nuevo, una risotada y se inclinó levemente hacia la mujer pelirroja.
- Tengo algo mejor que un simple encargado de las minas, querida... ¿Qué te parecería hablar con el mismísimo dueño del veinte por ciento de ellas?? - se irguió de nuevo un poco y pasó un brazo por la espalda de Medea, para que la bruja echase a andar y le siguiera. Tomaron la calle principal hacia arriba, hacia el final del pueblo, donde se encontraba la parte conocida como la zona rica -. Si hay alguien que pueda saber de dónde sacar lo que necesitas, tiene que ser él.

Con aquellos aires de misterio bailoteando en su cara y su sonrisa, guió a la bruja por la zona rica hasta las puertas forjadas de un gran casalote, de tres plantas, ricamente ornamentado y muy diferente a las chocitas de barro de la aldea. Aunque pudiera parecer extraño encontrar aquello en un país como Costa Bismuto, la casa contaba con un jardín, lleno de árboles, césped y especies de plantas adaptadas al árido clima del desierto, así como un par de fuentes vomitando agua cristalina. Una casa más que digna para alguien que poseía gran parte del control de las riquezas que producían las minas.
- Bienvenida a la Mansión Silva, Medea - rió Caelan, empujando la verja para dejar paso a la mujer, antes que un par de sirvientes vestidos sobriamente de blanco les abriera la puerta -. No creo que mi padre tenga ningún inconveniente en recibirnos... Y, si le caes bien, es posible que incluso quiera ayudarnos.
avatar
Caelan

Mensajes : 393
Fecha de inscripción : 19/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De las minas de Costa Bismuto (priv. Medea y Caelan)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.